Carta a Quien Corresponda

[fusion_builder_container hundred_percent=»no» equal_height_columns=»no» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» background_position=»center center» background_repeat=»no-repeat» fade=»no» background_parallax=»none» parallax_speed=»0.3″ video_aspect_ratio=»16:9″ video_loop=»yes» video_mute=»yes» border_style=»solid»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ layout=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» border_position=»all» spacing=»yes» background_image=»» background_repeat=»no-repeat» padding=»» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» class=»» id=»» animation_type=»» animation_speed=»0.3″ animation_direction=»left» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» center_content=»no» last=»no» min_height=»» hover_type=»none» link=»»][fusion_text]

Carta a Quien Corresponda

Por: Alejandro Martínez Martínez
www.mimejoradoracion.com

 

Nehemías 9:5
…levantaos, bendecid a Jehová vuestro Dios desde la eternidad hasta la eternidad; y bendígase el nombre tuyo, glorioso y alto sobre toda bendición y alabanza.

Es notoria la riqueza y belleza musical que tienen muchos cantos que entona actualmente la ig lesia, tanto, que es imposible no deleitarse entonándolos. Alegran nuestro corazón y se graban fácilmente en nuestras mentes porque son muy atractivos. Y no se diga si tenemos la oportunidad de escucharlos en vivo, con el grupo de alabanza del momento.
Por la belleza y calidad musical que tienen estos cantos, es que se dan a conocer rápidamente entre el pueblo cristiano y en menos de lo que canta un gallo pasan a ser parte de los cultos de alabanza a lo largo y ancho de los continentes donde se hable el mismo idioma, e incluso, algunos de estos cantos rompen barreras lingüísticas al encontrar quién los traduzca a otros idiomas. Por estos cantos es que el mundo ha abierto sus oídos para poner atención a lo que canta el pueblo cristiano, sólo que existe una lamentable deficiencia: estos cantos son como cartas Sin Destinatario. En otras palabras, el nombre de Jesús no aparece por ningún lado, ni siquiera escondido detrás de un punto, una coma o una tilde. Aclaremos con una ilustración:

Estos cantos mencionan reconocimiento, adoración y atributos, pero con la gravísima falta de quitar el nombre de a quién van dirigidos; por lo tanto, todos ellos son accesibles y aplicables para ser usados al mismo tiempo por cualquier religión u organización, quedando perfectos para el movimiento ecuménico. Así es fácil que gente de la más diversas creencias le canten al mismo tiempo a su ídolo, dios o deidad o en quien ellos creen. O inclusive, si usted no se ha dado cuenta, algunos de estos cantos hasta pueden ser dedicados a una mujer o a un gran amor. Todo por el simple detalle de que el destinatario de la carta es «A Quien Corresponda».

El problema se agrava aún más cuando algunos de estos cantos  aparte de omitir el Nombre de Jesús de sus letras, tampoco mencionan atributos que sólo a Jesucristo le corresponden. Es decir, el canto puede no tener el nombre de Jesucristo pero por lo menos debe mencionar algunos de los atributos que sólo le corresponden a Él y a nadie más que a Él, como: »clavado en una cruz», «resucitó», «Hijo de Dios», «Él es el Camino, la Verdad y la Vida» Atributos que le pertenecen sólo a Jesucristo y que son la base doctrinal de nuestra creencia, que nos identifica a los cristianos que ya no seguimos las enseñanzas del pensamiento del mundo.
Nehemías 9:5 dice al final del versículo “bendígase el nombre tuyo, glorioso y alto sobre toda bendición y alabanza pero tal parece que para estos compositores el Nombre de Dios tal como lo describe la Biblia no es necesario que aparezca.
La alabanza implica reconocimiento y cuando de la iglesia se trata ese reconocimiento tiene Nombre y ese reconocimiento es al Nombre de Jesucristo, para que todo el mundo que nos escucha, sin dejar lugar a la duda, se entere de a Quién estamos dando alabanzas por sus grandes obras.

 

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container][fusion_builder_container hundred_percent=»no» equal_height_columns=»no» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» background_position=»center center» background_repeat=»no-repeat» fade=»no» background_parallax=»none» parallax_speed=»0.3″ video_aspect_ratio=»16:9″ video_loop=»yes» video_mute=»yes» border_style=»solid»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ layout=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» border_position=»all» spacing=»yes» background_image=»» background_repeat=»no-repeat» padding=»» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» class=»» id=»» animation_type=»» animation_speed=»0.3″ animation_direction=»left» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» center_content=»no» last=»no» min_height=»» hover_type=»none» link=»»][fusion_text]

Salmos 150:6  “Todo lo que respira, alabe a Jehová”. 
Los compositores de estos cantos se hacen llamar «salmistas», título que a la luz de la Escritura, les queda grande y no les aplica.. Me explico, usted mismo dedique tiempo para leer desde el Salmo 1 hasta el Salmo 150 y encontrará que el nombre de Jehová o sus atributos exclusivos de Él y sólo de Él están claramente declarados y que desde el principio hasta el final, cada salmo está dedicado a Su nombre. Pero estos que se hacen llamar a sí mismos “salmistas” escriben letras dedicadas a un nombre genérico y los disfrazan como cantos cristianos, van en favor del deseo humano por la prosperidad que da este mundo. mencionando aún atributos que no son bíblicos, Son cantos que en lugar de hacer énfasis en nuestros compromisos lo hacen en los beneficios. No digo que todos los cantos y compositores sean así, creo que hay muchos cristianos que no han doblado su rodilla a la industria de la múscia ni ante Baal (El diablo) y que no han negado su fe, pero creo honestamente que otros ya están muy alejados de Cristo y su iglesia. Simplemente considera está pegunta: ¿Existirá la posibilidad de que haya otros intereses personales, que motivan a esta gente a escribir música que sea más comercial y que abarque a más tipos de público? Considero que a estas alturas sí es posible; y muchos cristianos se han dejado engañar por el enemigo, dando prioridad a sus propios intereses antes que honrar a Dios.
.
Si eres de los que aman leer, estudiar y vivir la Biblia, entonces notarás inmediatamente la letra desvirtuada de estos cantos y las declaraciones que contradicen la sana doctrina que nos mantiene en santidad y temor para nuestro Dios, La sana doctrina por la cual muchos profetas, apóstoles y maestros de la iglesia fueron sacrificados y asesinados como delincuentes. Pero estos atrevidos y contumaces componen consciente o inconscientemente temas  de su propia inspiración sin siquiera comprobar que lo que escriben esté respaldado por las Escrituras.

¿Podrá acaso un poeta que NUNCA ha salido de su ciudad escribir poesía sobre la magnificencia del mar? ¿Podrá acaso un doctor escribir un tratado sobre medicina humana si lo único que ha hecho en su vida es hacer pruebas en un laboratorio con animales? ¿O alguien que ni siquiera terminó la primaria impartir conferencias de astronomía? Es obvio que la respuesta a este tipo de preguntas está condicionada por la lógica y la respuesta es «no».  Y en base a este argumento racional, de la misma manera, no es posible que un «compositor cristiano» que no lee, vive, ni estudia su Biblia y que ni tampoco cree con certeza que todo lo que en ella está escrito es real y verdadero, difícilmente pueda escribir letras de alabanzas que se apeguen a lo que la Palabra de Dios enseña.

Qué gran responsabilidad tenemos los ministros de alabanza de proclamar el evangelio sin quitarle «ni una jota, ni una tilde». De que el día que Dios nos llame a rendir cuentas ante Su presencia, seamos hallados como siervos fieles a Jesucristo y que no se avergozaron de Su palabra.

No quiero concluir sin antes invitarle a que lo antes posible, se detenga por un momento a escuchar y analizar la música «cristiana» que usted escucha y que juzgue por usted mismo lo que hemos compartido. Porque quizá usted se encuentre abrazando ciegamente estos cantos como parte de su adoración; mi intención es que usted se de cuenta como yo, que estaba en un error. Pero déjeme decirle antes de terminar, que cuando yo fui confrontado con este hecho, no lo acepté de inmediato y me pareció desagradable y religiosa la forma en que fui confrontado, pero el Espíritu Santo me hizo recordar lo que dice 1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.
De la misma manera le invito a que examine a la luz de las Escrituras lo que le he compartido; y que le pida al Espíritu Santo que se lo confirme en su corazón. Estoy convencido que se sorprenderá de lo que Dios le mostrará.

Además dijo Dios a Moisés: Así dirás a los hijos de Israel: Jehová, el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacob, me ha enviado a vosotros. Este es mi nombre para siempre; con él se me recordará por todos los siglos. Éxodo 3:15

Yo Jehová; este es mi nombre; y a otro no daré mi gloria, ni mi alabanza a esculturas. Isaías 42:8

.


 

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container][fusion_builder_container hundred_percent=»no» equal_height_columns=»no» menu_anchor=»» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» class=»» id=»» background_color=»» background_image=»» background_position=»center center» background_repeat=»no-repeat» fade=»no» background_parallax=»none» enable_mobile=»no» parallax_speed=»0.3″ video_mp4=»» video_webm=»» video_ogv=»» video_url=»» video_aspect_ratio=»16:9″ video_loop=»yes» video_mute=»yes» video_preview_image=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» margin_top=»» margin_bottom=»» padding_top=»» padding_right=»» padding_bottom=»» padding_left=»» admin_label=»Separador Dobel Línea»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ spacing=»» center_content=»no» hover_type=»none» link=»» min_height=»» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» class=»» id=»» background_color=»» background_image=»» background_position=»left top» background_repeat=»no-repeat» border_size=»0″ border_color=»» border_style=»solid» border_position=»all» padding=»» dimension_margin=»undefined» animation_type=»» animation_direction=»left» animation_speed=»0.3″ animation_offset=»» last=»no»][fusion_separator style_type=»double solid» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» class=»» id=»» sep_color=»» top_margin=»35″ bottom_margin=»25″ border_size=»» icon=»» icon_circle=»» icon_circle_color=»» width=»» alignment=»center» /][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

Deja un comentario